¿Qué es un Huerto permacultura?

Como bien sabes, la permacultura es una corriente muy extensa donde se trata el diseño de un ecosistema natural donde el hombre optimiza todos los recursos naturales a su alcance para obtener recursos para vivir en sintonía y de forma permanente.

Registra tu huerto gratis hoy mismo

¿Quiénes fueron los precursores de la permacultura?

El japonés Masanobu Fukuoka (1913-2008) y los australianos: Bill Mollison y David Holmgren en 1978 introdujeron el concepto de la “permacultura” como un método sistemático, puedes ver unos videos muy interesantes sobre sus ideas en YouTube para conocerlos (son realmente inspiradores).

La esencia de la permacultura para nosotros y aplicada al huerto urbano podría resumirse en una frase:

Crear un huerto urbano ayudando y respetando todo el ecosistema que puede formar parte de él: desde la tierra, un organismo vivo hasta el último insecto polinizador.

No es nada nuevo, es optimizar, es producir, siendo respetuoso y siguiendo el ritmo de la naturaleza y sus ciclos. De alguna forma es algo que siempre ha existido, y ahora, con un mundo tan ajetreado y visto a través de las pantallas, sentimos cada vez más la necesidad de volver a conectar con la naturaleza, tal y como dice nuestro lema en Huerto 360.

Hemos leído sobre cómo aplicar estos conceptos de la permacultura  a la huerta y lejos de los que a veces hemos visto, no se trata de crear un “huerto para vagos” o donde no tengas que trabajar la tierra, se trata de seguir unos criterios para favorecer la proliferación de microorganismos “molestando” podemos decir, lo menos posible a la tierra que va a ser la madre de nuestras plantas.

¿Qué principios hay que seguir en un Huerto permacultura?

  • No utilizar abonos químicos ni compost.
  • No se laborea la tierra para no dañar el ecosistema de lombrices y microorganismos naturales que luego ayudarán a nuestras hortalizas.
  • No eliminación de malas hierbas (no suelen crecer por el sistema de acolchado), ni utilización de plaguicidas químicos.
  • En estos huertos verás aparte de las hortalizas otras plantas que favorecen al ecosistema.
  • Reproducción de mecanismos naturales que contribuyen al incremento de la materia orgánica y a la estabilidad del ecosistema: capas protectoras vegetales, diversidad (rotación y asociación de especies), desarrollo de zonas de transición (ecotonos) o reciclado de la materia orgánica.
  • Autoabastecimiento energético gracias a una planificación energética eficiente, estudiando previamente los ciclos de sol y sombra o viento.
  • Conseguir una alta diversidad de plantas adaptadas a cada ecosistema concreto mediante la presencia de producciones escalonadas o rotaciones naturales.

El concepto es mucho más amplio, ya que abarca en sí una forma de vida global,  pero digamos que estos son los principios que podemos seguir en nuestro pequeño huerto urbano bajo los principios de la permacultura.

Realmente estos principios se suelen respetar en la mayoría de huertos urbanos cuya cultura de cuidar de forma permanente a la naturaleza, también forma parte de su filosofía raíz.

Comparte esta publicación