Conocemos “La granja de Masphael”, una tradición de décadas

La historia detrás de La granja de Masphael es especialmente bonita, ya que arranca desde la visión de los padres de Tomás ya por los años 90, encargado de dirigir el equipo actual.

Sus padres volvieron de Francia allá por el 1996 con proyección de montar un negocio enfocado en su pasión: el amor a la naturaleza, iniciaron un proyecto de cestas de cultivo para particulares, pero no funcionó (era quizás demasiado pronto para España) y se focalizaron en la cría de las abejas para la producción de miel, cuyo conocimiento y tarros de miel puedes seguir disfrutando aquí.

De ahí fueron surgiendo varias iniciativas educativas como el “Jardín de los sentidos”, donde poder relajarnos y tener experiencias sensoriales con el tacto y el olfato, terapias con animales poniendo el valor de un animal como el asno y el ave “Clotilde”.

Entre sus huertos y jardines, se organizan talleres para niños y jóvenes durante varios periodos del año.

El inicio del alquiler de huertos se dio allá por el año 2015, empezaron con 15 o 20 parcelas y allá por el 2019, curiosamente antes de la Covid, empezó aumentar después a 50 hasta las más 150 parcelas con las que cuentan a día de hoy.

Enclavadas en la partida de Bacarot en Alicante y dentro del entorno mágico de la granja.

Durante la visita hemos visto a los huertanos de todas las edades como acceden con una inmensa sonrisa, pasan su tarde cuidando del huerto y luego se marchan con sus tomates o lechugas para disfrutar con su familia o amigos.

Registra tu huerto gratis hoy mismo

Cuando una persona decide alquilar el huerto, ¿qué os suele preguntar en el primer contacto?

Pues el tamaño, el precio y si está incluida el agua. El agua es una de las cosas que más preocupan, pero aquí no tienen problema, ya que lo tenemos automatizado. También se disponen de herramientas.

Sin embargo, no me gusta que sea algo frío, les invito a venir y ahí es donde puede surgir el flechazo.

Esto no es alquilar un terreno y ya está… es una historia de amor con un trocito de terreno donde si lo cuidamos nos proporciona cosas maravillosas, aparte del ahorro considerable de dinero.

No sé si sabéis que un cuarto de sandía ya ronda los 5 € aproximadamente.

Los huertanos que deciden alquilar ¿os piden ayuda?

Pues la verdad es que al principio sí, pero luego con los demás huertanos se inician conversaciones y retroalimentándose con la sabiduría popular, lo que ven en internet, el ensayo error… De sus vecinos.

También aconsejamos sobre los plaguicidas naturales que se pueden realizar con ajo o guindillas, por ejemplo. Todo lo que utilizamos es natural, no proviene de fuentes químicas.

¿De qué edades son las personas que suelen alquilar los huertos?

Pues van desde los 20 hasta los 99. Es un hobby para practicar a cualquier edad. Si te engancha, te enamora para siempre.

Muchas personas también se preguntarán: ¿Cuánto tiempo hay que dedicar al cuidado del huerto?

Pues a diferencia de lo que muchos pueden pensar, tener un huerto no nos va a quitar mucho tiempo: nosotros aconsejamos mínimo una vez a la semana. Viniendo una vez tu huerta puede estar perfecta.

También estamos en contacto y tenemos servicios de mantenimiento, para cuando por una causa mayor un huertano se tenga que ausentar, por lo que no es ningún problema.

Pero la gente que viene aquí cambia el “chip” no es el tiempo que te quita… sino lo que te aporta. Esta actividad nos aporta mucha paz, por ejemplo, para luego afrontar el trabajo del día a día, por ejemplo en un entorno estresante de la prisa muy común en estos días.

¿Qué tipo de servicios tenéis a parte del alquiler de huertos?

Luego aquí los huertanos tienen herramientas, baños, una zona de sombra de cañizo y mesas para comer, incluso tenemos una barbacoa que se puede reservar.

Como extras tenemos el motocultor, recibimos plantel de huerta con precios muy buenos, también proporcionamos cañas para hacer las estructuras de las tomateras y algunos servicios relacionados con la recogida.

También tiene mucho peso las actividades con las abejas de las que elaboramos una producción, pero se agota enseguida.

También elaboramos unas setas secas y frescas para elaboraciones culinarias.

Y un futuro… ¿Hacia dónde mira vuestro proyecto de huertos urbanos?

Nosotros queremos dar un paso más e introducir la huerta en un entorno de un bosque, estamos en vías de aumentar los huertos, ya que hay bastante demanda, pero que esté rodeada de árboles para mejorar el entorno y favorecer la experiencia del disfrute de tu huerta.

Gracias Tomás por enseñarnos un proyecto de huertos urbanos que va más allá, transmitiendo vuestra filosofía de la convivencia con el entorno natural.

Comparte esta publicación