¿Es rentable un negocio de huerto urbano de alquiler?

Montar un negocio cuando vas a alquilar un huerto urbano, es más que un negocio, que lo es, pero si es un negocio en el que para sacarlo adelante nos ha de gustar el campo, nos ha de gustar el medio rural, mancharnos las manos y estar en contacto, con la tierra, los bichitos… al fin y al cabo con la vida en su máxima expresión.

Esto no quiere decir que quien decide montar un bar… no le gusta poner cañas… Pero para entendernos.

El campo es un medio especial, porque nuestro entorno de trabajo está vivo, la tierra, las plantas. Están en continua evolución. Luego vendrán los interesados en introducirse en este mundo y si les gusta lo que les muestras les vas a enamorar, como me enamoró a mí.

Por lo que sí, es rentable, si no no seguiría los que están creciendo cada vez más o no se plantearían el abrir nuevos espacios para alquilar parcelas para huerto. Es un negocio en que los gastos están bastante controlados e introduciendo diferentes técnicas en la plantación y tipos de cultivo se puede hacer cada vez más escalable.

Publica tu huerto gratis hoy mismo

Beneficios económicos de tener un huerto

Alquiler del espacio

Esta es la mayor fuente de ingresos en los huertos profesionales junto con la venta de excedentes. Dividir las parcelas y alquilarlas, sobre este tema puedes leer algunos de nuestros post específicos.

Ahorro en la compra de vegetales y semillas

Por ejemplo un buen consejo que te damos es que, podemos empezar plantando nosotros mismos, para infundir fuerzas  a los primeros horticultores que se animen cuando lleguen a tu  huerto de alquiler y verán su futuro huerto reflejado en él (si ya lo tienes desde hace tiempo esto ya lo sabes de sobra.

Las hortalizas más rápidas y agradecidas pueden ser, para empezar el “huerto piloto” pueden ser:

  • Ajos tiernos, es facilísimo y lo podemos cultivar prácticamente todo el año, además
  • Las lechugas podemos además ir cogiendo hojas de varias variedades, hasta 10 variedades puedes tener.
  • Los tomates no es el cultivo más fácil pero también van a atraer a tus clientes, además puedes asociar al cultivo de la albahaca, que además consumidas juntas están buenísimos, nos va a dar muchas cosechas en la misma temporada.
  • Los rabanitos, también son muy fáciles de cultivar y en 30 días los puedes tener. Prácticamente no tienen plagas.
  • Las acelgas, también son muy agradecidas y se adaptan a cualquier tipo de suelos. Además, son bianuales y podemos ir consumiéndose en hojas.
  • Las kales, que es una especie de col y se pueden ir consumiendo también por hojas y son bianuales. Además, como curiosidad, su mejor sabor va a ser en invierno.
  • Los pimientos, hay variedades dulces y picantes, necesitan bastante sol y no hay que pasarse con el agua.

Cuando empieces a plantar tendrás un momento para acumular semillas y plantones que serán la reposición de tu siguiente cultivo y así sucesivamente. Recuerda en construir una pequeña caseta o invernadero para tenerlas y clasificarlos, ya que necesitarán pequeños cuidados hasta que los empieces a utilizar.

Ingresos por la venta de excedentes

  • Esta es una opción que vemos cada vez más generalizada, muchos hortelanos profesionales se organizan con sus clientes en grupos y vía WhatsApp puedes mantener informados de las hortalizas de temporada y el día de reparto.
  • En estos casos es mejor las cestas de hortalizas de temporada, puedes poner 2 tipos y decir más o menos lo que contienen con dos precios, por ejemplo 15€ y 25€, de esta forma das salida a ese excedente de hortalizas que cada vez se va a incrementar más.
  • También hay hortelanos que marcan un día a la semana y la gente acude con sus cestas para llevarse las verduras recién recolectadas o recolectadas por ti mismo. Toda una experiencia;)

Otros ingresos en un huerto urbano.

  • El amor por la naturaleza se traslada al ocio y puedes reservar una zona de alquiler de espacios para pequeñas celebraciones al aire libre, donde les puedes deleitar con un catering de productos de la huerta.
  • Si tenemos animales de granja, visitas guiadas para acercar el medio natural a los niños.
  • Crear tu propia marca de conservas de tu huerta.

Costes asociados a un huerto urbano

Alquiler del espacio y encargado

Si el espacio no es nuestro primero tendremos que contar con este coste, de momento los precios para el alquiler de terreno son muy ventajosos y las podemos realizar para largos períodos.

Una persona encargada de revisar sobre todo a primera y a última hora del día que todo está correcto.

Compra de herramientas y materiales

En la mayoría de huertos urbanos de alquiler las herramientas se prestan, al ser herramientas duras suelen tener bastante durabilidad. Te aconsejamos que refuerces los amarres y las identifiques, también que se deje un lugar visible, para cuando se termine la jornada poder devolverlas. Es un reclamo importante para los hortelanos que no pueden viajar en el coche con las herramientas.

Costes de mantenimiento

El mantenimiento se puede hacer una vez a la semana, revisando riegos, vallados y pequeñas hierbas silvestres que salen.

Comparación de costes y beneficios

Una herramienta sencilla pero que te puede servir para empezar es realizar una tabla de Excel para un negocio de alquiler de huertos urbanos. Aquí tienes un ejemplo de cómo podrías estructurarla en estas columnas y en las filas poner todos los meses del año:

| Mes | Alquiler de parcelas (€) | Mantenimiento (€) | Publicidad (€) | Salarios (€) | Otros gastos (€) | Total de ingresos (€) | Total de gastos (€) | Beneficio neto (€) |

  • Alquiler de parcelas (€): Este sería el ingreso que obtienes del alquiler de las parcelas de tu huerto urbano.
  • Mantenimiento (€): Los costos asociados con el mantenimiento de las parcelas, como la compra de semillas, herramientas, agua, etc.
  • Publicidad (€): Cualquier costo que incurras en la promoción de tu negocio.
  • Salarios (€): Si tienes empleados, aquí es donde registramos sus salarios.
  • Otros gastos (€): Cualquier otro gasto que pueda surgir en el curso de hacer negocios.
  • Total de ingresos (€): La suma total de todos tus ingresos.
  • Total de gastos (€): La suma total de todos tus gastos.
  • Beneficio neto (€): Tus ingresos totales menos tus gastos totales. Esta sería tu ganancia (o pérdida) neta para el mes.

Por supuesto, esta es solo una estructura básica. Puedes personalizarla según las necesidades específicas de tu negocio. ¡Espero que esto te ayude a empezar! 😊

El Retorno de la Inversión (ROI, por sus siglas en inglés) es una métrica financiera que se utiliza ampliamente para medir la probabilidad de ganar un retorno de una inversión. Se expresa en porcentaje y se utiliza para comparar la eficiencia de diferentes inversiones.

Para calcular el ROI de tu negocio de alquiler de huertos urbanos, puedes usar la siguiente fórmula:

ROI = Ingresos – Inversión / Inversión x 100%

Donde:

  • Beneficio neto es la ganancia total que obtienes de tu negocio (ingresos totales menos gastos totales).
  • Costo de la inversión es la cantidad total de dinero que has invertido en tu negocio.

Por ejemplo, si has invertido 10,000€ en tu negocio y has obtenido un beneficio neto de 12.000€, entonces tu ROI sería:

ROI = 12,000€ – 10,000€/ 10,000€ x 100 = 20%

Esto significa que has obtenido un retorno del 20% sobre tu inversión inicial.

Es importante recordar que el ROI es solo una de las muchas métricas financieras que puedes usar para evaluar el rendimiento de tu negocio. También debes considerar otros factores como el flujo de caja, el crecimiento de los ingresos, la rentabilidad, entre otros. ¡Espero que esto te sea útil! 😊

Consejos para maximizar la rentabilidad

Seleccionar de cultivos rentables

Si en un huerto tenemos un espacio para la horticultura intensiva estos son los ingresos potenciales (sin hablar de costes) para estos 4 tipos de hortalizas por HA según el portal especializado en software para la agricultura Raw data.

Son cultivos de bajo precio, pero con mucho rendimiento y demanda.

Técnicas eficientes de cultivo

En la huerta podemos maximizar los beneficios con técnicas respetuosas con el medio ambiente y ecológicas, sin alterar el crecimiento de la hortaliza de una forma natural.

El Mulching

Este sistema de acolchado permite que se conserve la humedad en el suelo el mayor tiempo posible, poniendo una capa de sustancias naturales por encima. Los materiales pueden ser orgánicos, como la corteza del pino, lo que permite que se acumulen con facilidad para beneficiar la tierra y permitir el cultivo en años posteriores. 

La Rotación de cultivos

Esta es una de las técnicas más ancestrales de la humanidad. Consiste en alterar los cultivos según sus necesidades nutricionales, incluyendo leguminosas cada dos años para fijar el nitrógeno. Otra de las claves para conseguir el éxito consiste en no cultivar dos plantas de la misma familia seguidas, ya que tienen las mismas necesidades y acabará perjudicando el suelo.

Las Asociaciones de cultivos

Esta estrategia está estrechamente relacionada con la rotación, aunque la gran diferencia reside en que aquí cultivamos de forma simultánea dos plantas que se adapten bien entre ellas. Esto reduce los riesgos de plagas y enfermedades, y evitan la aparición de las malas hierbas, mientras que permite la correcta conservación de la producción a largo plazo. 

El uso de abonos orgánicos o naturales

Las técnicas de la agricultura biodinámica permiten decir adiós a los fertilizantes o los pesticidas, en pos de abonos de origen animal o vegetal que, además, permiten aprovechar la propia producción.  Algunos de ellos consisten en la introducción de flores de manzanilla en un intestino de ganado; ortigas en flor bajo tierra rodeadas por carbón fósil durante un año; o meter trozos de corteza de roble en los cráneos de animales y enterrarlos donde caiga la lluvia.

El Control de plagas ecológico

Si eres agricultor sabes lo molestas que pueden ser las plagas para los cultivos. La buena noticia es que puedes aprovecharlas a tu favor, por ejemplo, liberando mariquitas, que se encargan de darle su merecido a los pulgones que se lanzan a por tus cebollas. O utilizar hongos especiales para terminar con las plagas de insectos, e incluso crear tu propio pesticida ecológico con nicotina o ajo. Aquí puedes sacar toda tu imaginación a relucir para reinventar tu propio cultivo y utilizarlo a tu favor.

Estas cinco técnicas de cultivo ecológicas son indispensables para que orientes tu actividad hacia la agricultura ecológica y más productiva, programando tus propias inversiones y reutilizando aquello que ya tienes en la plantación o en la granja para tu propio beneficio, como los abonos de tus propios animales. Si las vas incorporando en tu día a día, verás cómo se reducen los costes y conseguir un aumento global en el nivel de producción de tu negocio.

Comparte esta publicación